El nido interior: generando espacio para mis emociones y procesos

Darle un espacio a lo que sentimos es algo que no es tan común en nuestra sociedad. Acostumbramos más bien a reprimirnos, a apretar nuestros músculos, a contraer nuestra mandíbula y convencernos de que nada pasa.

En el hemisferio sur estamos en otoño, y cada vez acercándonos más al invierno. Con las frías temperaturas del cono sur, de Santiago de Chile, lugar donde me encuentro actualmente, los días cada vez más cortos y oscuros, la experiencia y los paisajes emocionales también se repliega hacia el interior, el ánimo se vuelve melancólico y la necesidad de espacio para lo que sentimos se hace evidente. El hacer se hace más lento, el ser y el estar toman relevancia. Nuestra química corporal también responde a los cambios de luz y de temperatura, estando más ensimismados, acordes con el paisaje.

Si damos un espacio acogedor a lo que va apareciendo, le damos tiempo y posibilidad a las penas, rabias, frustraciones y esperanzas que aparezcan, nos quedamos un rato con cada emoción, con cada imagen, cada recuerdo, sin prisas, podemos entonces dar paso a lo nuevo, desde el reconocimiento de lo que ya es, reconociendo en lo que estoy, aunque no sea lo más agradable. Si le damos espacio, podemos integrar poco a poco todas esas experiencias: de esa manera, puedo realmente avanzar en mi camino.

Enraizarnos en ese sentir, sintiendo la conexión con la tierra en nuestros pies, en nuestra columna, respirando, confiando en nuestra capacidad de auto-sostenernos, y de pedir ayuda si tambaleamos o si lo necesitamos.

Todo tiene su momento, todo puede tener su espacio, y es necesario que le demos lugar a aquello que ha estado reprimido, expulsado de nuestra experiencia.

Así que hazle un chocolate caliente a tu pena, camina y observa cómo los pájaros anidan en los parques, arrópate para que el frío no te cale los huesos, haz una pausa para tí, que aún queda mucho camino por delante.

Si necesitas ayuda y requieres una hora de atención, puedes comunicarte a terapias@carolinacastillo.cl o al whatsapp +569 94430378.

 

Carolina Castillo Cornejo 
Psicóloga U. de Chile
Psicoterapeuta Transpersonal Instituto Expansión de la Consciencia
Máster en Mujeres y Salud U. Complutense de Madrid
Diplomada en Salud Mental Perinatal (embarazo, parto, postparto y puerperio)
Profesora de Respiración Ovárica, Alquimia Femenina®
Facilitadora del Oráculo de la Energía Femenina.
 

 

Comparte en tus redes...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on RedditShare on LinkedIn

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *